ALBÓNDIGAS A LA JARDINERA, o las “almóndigas” de mi madre

Si hay un plato que me transporta a mi infancia, ese es sin duda las albóndigas a la jardinera o las almóndigas como les llama mi madre. Y es que las recetas, al igual que la música o los olores, tienen esa capacidad casi mágica de evocar recuerdos y sensaciones…

20190419_172211
. Súper cazuela de albóndigas a la jardinera

Y es que últimamente ando nostálgica, recordando recetas de mi madre y sus “almóndigas” a la jardinera, uno de mis platos favoritos cuando era pequeña.  Y aunque ella no se acuerde ya de la receta, porque sus recuerdos se emborronan por el Alzheimer, aquí estoy yo para hacerle memoria y rendirle homenaje.

Así que esta es su receta, tal y como las hacía ella. Bueno, para ser sincera mi madre no utilizaba harina de avena integral, pero yo es que en casa no utilizo desde hace tiempo harina de trigo refinada, pero el resto de ingredientes es fiel a su receta.

Una receta tradicional, sencilla y llena de amor, de mucho amor… espero que te guste, toma nota de los ingredientes y modus operandi:

INGREDIENTES  PARA 38 ALBÓNDIGAS:

  • 600 gr de carne picada de ternera
  • 2 huevos felices (siempre código 0 o 1)
  • 2 rebanadas de pan tipo pagés (sólo la miga) empapadas en leche
  • 2 zanahorias grandotas picadas (opcional, pero le queda genial)
  • Un puñado de perejil fresco
  • Especias al gusto (yo le pongo  ajo granulado, cebolla en polvo y pimienta negra)
  • Pan rallado a ojímetro (la cantidad suficiente para ligar la masa)
  • Harina de avena integral para rebozar (puedes utilizar harina de trigo)
  • AOVE (aceite de oliva virgen extra)
  • Una pizca de sal
  • Y mucho AMOR

INGREDIENTES PARA LA SALSA JARDINERA:

  • 2 Latas grandes de tomate al natural troceado (puedes utilizar tomates frescos tipo pera)
  • 2-3 cebollas blancas dulces (yo utilizo cebolla troceada congelada por comodidad)
  • Un pimiento rojo y uno verde troceado (también utilizo congelado)
  • 3 zanahorias picadas
  • 2 latitas de guisantes al natural o 100 gr de guisantes congelados.
  • Especias al gusto. Las mías son: orégano, cúrcuma, pimienta negra, pimentón dulce de la Vera, ajo y cebolla en polvo.
  • AOVE (aceite de oliva virgen extra)

MODUS OPERANDI:

Para la salsa jardinera

Yo suelo tener hecha la salsa jardinera con antelación, así no tengo tanto lío en la cocina. Pero si no he tenido tiempo, siempre empiezo la receta haciendo primero la salsa que es lo que da un poco más de trabajo y tarda más. Así mientras se va cociendo en la cazuela a fuego suave, voy elaborando las albóndigas:

  1. En una cazuela grande, pon un poco de AOVE y empieza pochando la cebolla troceada.
  2. Cuando la cebolla esté blandita, añade la zanahoria picada o rallada, el pimiento rojo y verde troceado y deja pochar 4-5 minutos.
  3. Incorpora a la cazuela el tomate natural troceado y las especias, mezcla con una espátula y deja cocinar a fuego suave unos 45 minutos aprox, hasta que veas que el agua del tomate se ha reducido y la salsa se ha espesado.

Para las albóndigas

  1. Pon en un bol grande todos los ingredientes de las albóndigas y mezcla bien hasta formar una masa.
  2. Añade pan rallado para terminar de ligar la masa, tapa el bol con papel film y deja reposar en la nevera mínimo una hora para que se mezclen los sabores-
  3. Transcurrido el tiempo de reposo, haz bolitas pequeñas, rebózalas en harina y ves colocándolas en una bandeja.
  4. En una sartén grande pon un poco de aceite y dora las albóndigas ligeramente (a mi no me gusta freírlas)
  5. Añádelas a la cazuela de tu salsa jardinera e incorpora los guisantes, mezcla con cuidado y deja cocer a fuego suave unos 10-15 minutos para que se terminen de cocer por dentro.

Y ya está! Listas unas deliciosas albóndigas a la jardinera para disfrutar.

20190424_151351-01
En casa nos gusta acompañar las albóndigas con arroz cocido

 

NOTAS:

  • Para los fans de método batch cooking, esta receta es perfecta porque aguanta varios días en la nevera. Aunque yo prefiero  congelarlas, si no me las voy a comer en un plazo máximo de 2 días. Así las sacó del congelador la noche antes que nos las vayamos a comer, para que se descongelen lentamente. Al día siguiente tan sólo tengo que  calentar  en el micro y comida resuelta en un plis plas.
  • Las albóndigas a la jardinera también es una receta ideal si comes de tupper en el trabajo, sólo las tendrás que calentar en el micro y después mezclar con arroz basmati o pasta integral. Tendrás una comida de lujo y seguro que serás la envidia de tus compis de trabajo.
  • La salsa jardinera es una salsa que también puedes congelar y aprovechar para otras elaboraciones: para hacer boloñesas,  lasañas, platos de arroz o pasta y  en guisos queda genial.

Si te ha gustado la receta, no te olvides de dejarme tu like y compartir. Y si me dejas un comentario, ya sabes que también me harás muy feliz, me encanta saber que estás ahí!

Un besote y a ser felices! Hasta la próxima receta!

Rosa

 

 

 

2 comentarios en “ALBÓNDIGAS A LA JARDINERA, o las “almóndigas” de mi madre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s